Seguidores

lunes, 20 de junio de 2016

SEMLOR O BOLLOS SUECOS

Hola a todos:
De nuevo a día 20. De nuevo un desafío desconocido para mi. Pero os aseguro que esta receta la repetiré en casa, porque está buenisima.
Cuando vi que teníamos que preparar semlor, como casi todos los desafíos que nos proponen, no tenía ni idea de que era.
Buscando por internet he averiguado que los  semlor o semla en su forma singular son unas auténticas bolas tentadoras de masa que rezuman una suculenta y cremosa pasta de almendra y cardamomo, adornadas encima con generosas cantidades de natay azúcar glass.
Tradicionalmente sólo solían consumirse el martes de Carnaval, es decir, el día anterior al miércoles de ceniza, fecha en que comienza la Cuaresma. No obstante, hoy en día los adictos a los semlor de todo el país los consumen a diario durante el periodo que abarca desde Navidad hasta Pascua.
Os animo a probarlos, están espectaculares.


INGREDIENTES

Para los bollos:
80 gr de mantequilla en pomada
25 gr de levadura fresca
1/2 sobre de levadura seca
1/2 cucharadita de cardamomo recién molido
100 gr de azúcar
1 huevo xl
550 gr de harina de fuerza

Relleno:
100 gr de almendra molida
100 gr de azúcar
100 ml de leche
masa que quitaremos a los bollitos ya horneados.

Nata montada
azúcar glass
1 huevo para pintar

PREPARACIÓN

Haremos la masa con todos los ingredientes y dejaremos levar dos horas.
Pasado este tiempo, quitamos el aire ( eso lo conseguimos amasando un poco más la masa)
Formamos bolitas del mismo tamaño, que no sean muy grandes porque luego doblarán su volumen.
Pintamos con huevo batido y dejamos levar 2 horas más.
Pasado este tiempo horneamos a 180º unos 15 minutos.
Una vez horneados, cortamosla parte de arriba de los bollitos, como una lionesa.
Vaceamos los bollitos con mucho cuidado y esto lo reservaremos para preparar la pasta de almendra.
Para hacer esta pasta mezclamos la almendra molida, el azúcar, la leche y los restos de bollitos,  lo que hemos quitado al vaciarlos.
Rellenamos los bollitos con la pasta de almendra y encima pondremos nata montada.
Ponemos la tapa de bollos que hemos quitado y encima adornamos con azúcar glass.
Yo los he comido así, tal cual, pero también es típico ponerlos en un bol con leche tibia y comerlos con cuchara. De cualquier modo están muy buenos.





















Si quereis disfrutar del resto de recetas de mis compañeros de desafío pinchar AQUÍ

 DESAFIO





sábado, 11 de junio de 2016

ARROZ MELOSO CON BOGAVANTE

Hola a todos:
Hoy he empleado los bogavantes para hacer un arroz meloso. Lo podemos preparar también más seco, como la paella, pero para esta receta es mejor hacerlo así.
Los bogavantes son un poco caros pero siempre podemos encontrarlos frescos a buen precio. Para utilizarlos, hay que separar la cola de la cabeza y a su vez partirlos por la mitad, es decir, hacerlos en cuatro trozos.
El sabor que le dan a cualquier receta es espectacular.
Ya me direis...


  INGREDIENTES

1 litro de caldo de pescado
400 gr de arroz
sal
12 langostinos
250 gr de gamba pelada
azafrán
2 bogavantes


MODO DE HACERLO

Lo primero es preparar el caldo de pescado.
Para ello pondremos 1 kg y 1/2 de morralla, que es el pescado que tienen en las pescaderías para hacer sopa, y que lleva entre otros ingredientes algún hueso de rape, mero etc., con 2 l de agua y coceremos en la olla a presión durante 40 minutos más o menos.
Para sacar más sabor picaremos el pescado y añadiremos otra vez al caldo y desués lo colaremos para sacar el caldo limpio.
En la paellera pondremos aceite de oliva y freiremos los bogavantes troceados en cuatro partes, los langostinos y la gamba pelada y  reservaremos.
En ese aceite sofreimos un poco el arroz y a continuación le echamos el caldo de pescado limpio.
Rectificamos de sal, le añadimos azafrán o en su defecto colorante alimentario y cuando el arroz esté a la mitad de cocer pondremos la langosta, los langostinos y las gambas peladas que habíamos reservado anteriormente decorando la paella.
Dejamos terminar de hervir, que en total serán unos 20 minutos más o menos.
Este arroz debe quedar meloso, es decir que no es ni caldoso ni seco.