Seguidores

jueves, 10 de julio de 2014

QUICHÉ DE ESPINACAS Y BACON

Hola a tod@s:
Estamos en verano y tenemos más tiempo libre pero menos tiempo disponible.
Es una contradicción pero por lo menos es lo que me pasa a mi. Tengo menos obligaciones de horarios excepto el trabajo pero el resto del tiempo lo ocupo en tantas cosas... que he dejado un poco olvidado el blog.
Hoy os traigo una receta que es ideal porque te la puedes comer tanto caliente como fría, entonces la puedes llevar a playa, piscina y demás.
También me gusta porque hace comer verduras, espinacas en este caso a amigos que ni siquiera les gustan, pero es que el sabor apenas se nota.

INGREDIENTES

250 gr de espinacas
6 huevos
1 masa quebrada
200 ml de nata
1/2 cebolla
250 gr de bacon ahumado.
queso rallado

PREPARACIÓN

Extendemos la masa quebrada en un molde redondo. Metemos en el horno a 180º unos 10 minutos, sacamos y reservamos.
Por otro lado cocemos las espinacas con agua y sal.
En una sartén con un poco de aceite, sofreimos la cebolla cortado muy pequeña, le añadimos el bacon y sofreimos bien.
Le añadimos las espinacas cocidas y escurridas y mezclamos muy bien.
En un bol batimos los huevos y le añadimos la nata, a continuación le añadimos la mezcla de espinacas, bacon y cebolla y mezclamos muy bien.
Esta mezcla la pondremos por encima de la masa quebrada. Espolvoreamos con el queso rallado y metemos al horno a 180º unos 20 minutos.










5 comentarios:

  1. En verano yo creo que todos dejamos un pelín de lado el blog ;).
    Riquísima debía estar esa quiché, a mi me encantan y la de espinacas es una de mis favoritas. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Que rico este quiche!!! Me encantan, sobretodo en verano, lo que más me molesta es tener que poner el horno pero me gustan tanto que lo hago de todos modos

    ResponderEliminar
  3. Ni el peor enemigo de las espinacas, se puede negar a comer a ese quiché que nos presentas, Maribel... Pero tú, has sabido presentarlas de forma que el resto de componentes las hagan quedarse a un segundo plano.
    Las espinacas a mí tampoco me gustan, pero probaré tu receta. Seguro que no me defraudará...

    Por cierto, al principio me has "liado" con eso de a más tiempo libre menos tiempo disponible...Pero sí, reflexionando tienes razón; siempre hay algo que hacer, que decir, o que escuchar; y para ello necesitamos un tiempo que quitamos de otro lugar y momento. Tenemos siempre la mente ocupada en pensamientos y, nos faltan muchas veces largas horas para abrazarlos y retenerlos. No queremos que se nos escapen y se pierdan para siempre.
    Se tendría que inventar el reloj que pudiera adelantar o atrasar el tiempo a voluntad; ¿verdad?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Maribel!! acabo de descubrir tu blog y por aquí me quedo como seguidora, esta quiché tiene una pinta deliciosa!! Un saludo!!

    Elena, del blog: Unas Gotas de Imaginación

    ResponderEliminar
  5. Que buena la receta, me encanta! Y ademas de rico, super sano :)
    Un besin

    ResponderEliminar